Suscribirse
cerrar

20minutos.es

Los socios independentistas de Sánchez no apoyan la prorroga de la alarma y exigen no relajar el confinamiento

La mayoría de la investidura no se requebraja, ni mucho menos, pero tampoco se muestra unida como un bloque en lo relativo a las medidas adoptadas por el Gobierno para hacer frente a la crisis del coronavirus. Este jueves, formaciones como ERC o EH ...




La mayoría de la investidura no se requebraja, ni mucho menos, pero tampoco se muestra unida como un bloque en lo relativo a las medidas adoptadas por el Gobierno para hacer frente a la crisis del coronavirus. Este jueves, formaciones como ERC o EH Bildu se abstuvieron en la votación en la que el Congreso ratificó la prórroga del estado de alarma hasta el próximo 26 de abril. Y, aunque lo hicieron con un tono propositivo y muy alejado de las duras críticas de PP o Vox, exigieron al Ejecutivo que no relaje las restricciones antes de tiempo.

Lo cierto es que la abstención de estas formaciones apenas tenía un peso simbólico, ya que el beneplácito del Congreso a la extensión del estado de alarma estaba garantizada por los votos favorables del PP, que se unió de nuevo a PSOE y Unidas Podemos aunque planteando al mismo tiempo un mar de reproches a la gestión del Gobierno. Pero sí supone un aviso a navegantes que se encargó de resaltar el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, cuando hizo ver al Ejecutivo que sus medidas cada vez son aprobadas con los apoyos "más justos".

No es que los socios independentistas de Sánchez estén en contra de prolongar el confinamiento, sino todo lo contrario. Lo que plantearon ERC y EH Bildu en sus intervenciones -también formaciones como Más País o BNG, que votaron a favor de la prórroga- es precisamente lo contrario: que las restricciones no deben abandonarse antes de tiempo y que la puesta en marcha de nuevo de actividades no esenciales a partir de la semana que viene es, a su juicio, un error.

El portavoz adjunto de la formación abertzale, Oskar Matute, fue muy claro en este sentido al preguntarse "de qué sirve confinarnos si muchos luego tienen que ir a trabajar en sectores no esenciales". "La gente se ha acostumbrado al confinamiento, pero dudamos de que esté dispuesta a confinamientos sucesivos", planteó el diputado de EH Bildu, que alertó del "riesgo" de no renovar la paralización de la actividad e incrementar la movilidad cuando aún el Estado no cuenta con material suficiente para proteger a los ciudadanos.

"Esto no es una crítica, pero todavía no estamos pertrechados, no tenemos los test, ni los equipos de protección individual, en la cantidad que deberíamos", ni siquiera "en los hospitales", señaló Matute. Y, con esos mimbres, el portavoz de EH Bildu se preguntó "qué vamos a conseguir haciendo ir a personas en transporte público" o permitiéndoles que asistan a centros de trabajo que, en algunos casos, no tienen en marcha medidas de seguridad suficientes. "Primero vivir y luego trabajar", y "solo cuando hayamos frenado la pandemia podremos reconstruir la economía", zanjó.

En términos similares se expresó Gabriel Rufián, que insistió, como viene haciendo su partido en los últimos días, en que "hay que parar toda actividad no esencial para tener alguna actividad que poder reanudar mañana".

"No tiene sentido", planteó Rufián, que haya repartidores de comida a domicilio en las calles mientras "millones de niños no pueden salir a jugar ni cinco minutos". E insistió en que la mejor receta para terminar cuanto antes con el confinamiento es, precisamente, mantener la paralización económica, "o no habrá país que levantar".

Por el contrario, Más País y BNG votaron a favor de la prórroga del estado de alarma, aunque los argumentos de sus intervenciones fueron muy similares a los de ERC y EH Bildu. "No hay que aflojar" el confinamiento, le pidió a Sánchez el portavoz de Más País, Íñigo Errejón, que señaló gráficamente que "nadie reduce la velocidad en una carrera cuando lleva ventaja". "La prioridad es salvar vidas y no cuentas de resultados", sostuvo por su parte su homólogo del BNG, Néstor Rego, que planteó que reanudar la actividad a partir de la semana que viene es un error porque muchos centros de trabajo estarán "masificados".

Por el contrario, el PNV no solo votó a favor de la prórroga del estado de alarma solicitada por el Gobierno, sino que además no coincidió en las críticas a la vuelta a la actividad a partir de la semana que viene. "Los mismos que ahora piden la hibernación absoluta son los que luego preguntarán dónde están los puestos de trabajo", planteó su portavoz, Aitor Esteban.

No obstante, los nacionalistas vascos también lanzaron críticas al Ejecutivo, fundamentalmente por dos cosas: la falta de "diálogo" con las comunidades a la hora de diseñar las medidas y las supuestas tentaciones de recentralizar competencias que podría tener el Estado. "No nos oponemos a la renta mínima si está bien pensada, pero cuidado con querer intervenir lo autonómico, que ya está funcionando", señaló, por ejemplo, Esteban a Sánchez. Eso sí: el portavoz del PNV se mostró dispuesto a que haya "cooperación y colaboración, no trágalas".

En términos más explícitos se expresaron tanto EH Bildu como ERC, que además no apoyaron el decreto de medidas para el empleo aprobado hace unos días por el Gobierno porque, a través de él, el Ejecutivo tomó el control de 2.400 millones de euros para formación profesional correspondientes a las comunidades autónomas. Rufián, de hecho, alabó las medidas contenidas en el decreto, pero su grupo se abstuvo por el "absurdo hachazo" a las comunidades para conseguir "liquidez".

.




Opinió
Europa davant l'amenaça Trump

Europa necessita m&

0
Pujol a Artur Mas: “Toda la mierda para mí, en el partido tiene que quedar poca”
¡Mucha mierda!, si
0
CHOQUE ARGUMENTAL ENTRE LA VOLUNTAD Y LA LEY

La Asamblea Naciona

0
La família és la gran absent
La família é
0
PRESUPUESTOS, INDEPENDENCIA, Y CORRUPCIÓN

En este manicomio,

0


Classificats
Venc PC
VER DETALLE
Electrodomesticos i tecnologia
Ferrari
VER DETALLE
Vechicles
Tele samsung plasma
VER DETALLE
Electrodomesticos i tecnologia
ferrari
VER DETALLE